• HTML 8ED41DA8 D02F 4692 A360

Obsolescencia programada: primera denuncia en Francia contra fabricantes de impresoras y Apple

 

El pasado 18 de septiembre la asociación de defensa de los consumidores Halte à l’obsolescence programmée (HOP) presentó una denuncia ante el fiscal de Nanterre contra los fabricantes de impresoras por obsolescencia programada, basándose en las miles de quejas publicadas en Internet por clientes se quejan de sus impresoras. Un motivo de queja es que los cartuchos de inyección de tinta se han vuelto más caros a lo largo de los años, al mismo tiempo que ha disminuido la cantidad de tinta que contienen ha disminuido. También por el hecho de que algunos fabricantes incorporan en sus impresoras un chip que realiza funciones de control del suministro de tinta, pero que bloquea el sistema de impresión incluso cuando aún queda tinta en el cartucho o cuando se trata de un cartucho reciclado.

Esta denuncia está dirigida principalmente a Epson, pero puede ampliarse a sus tres principales competidores: Canon, HP y Brother.

Un mercado importante ya que este tipo de cartuchos representa el 70% de la facturación total del sector de TI francés, con 70 millones de unidades vendidas en 2011. . Este delito conlleva una pena de dos años de prisión y una multa de 300.000 euros, pudiendo llegar hasta el 5% de la facturación media anual de la empresa fraudulenta.

Es la primera vez que, desde la entrada en vigor de la ley sobre la transición energética del 17 de agosto de 2015 –hace dos años-, una denuncia por obsolescencia programada, hecho que esta ley considera un delito. Francia tiene la particularidad de haber introducido este tipo de delito en su código penal. La apertura de esta investigación se encomienda a la Dirección General de Competencia, Asuntos del Consumidor y la supresión del fraude (DGCCRF).

Pocos días después, el 27 de diciembre, la fiscalía de París, a instancias también de la misma asociación HOP abrió una investigación preliminar contra Apple por engaño y obsolescencia programada, al reducir voluntariamente el rendimiento y la longevidad de sus teléfonos (1). En diciembre de 2017, el grupo californiano admitió haber limitado el rendimiento de sus iPhone 6 y 6S, lanzados en 2014 y 2015, y los del iPhone 7 (2016) (2).

(1)http://www.lemonde.fr/entreprises/article/2018/01/08/apple-vise-par-une-enquete-preliminaire-du-parquet-de-paris-pour-tromperie-et-obsolescence-programmee_5239070_1656994.html

(2) http://www.lemonde.fr/pixels/article/2018/01/02/iphone-ralentis-faut-il-payer-29-euros-pour-changer-de-batterie_5236869_4408996.html

 

Para descargar el documento de denuncia de HOP, pulsar aquí